Quejío era un grito de disconformidad

La gira con Quejío duró varios meses. Yo creo que fue la vez en que más tiempo estuve sin coger el bastón y ya estaba agobiao de tanto asfalto: en cuanto gane aquí lo suficiente para comprar una tropa de cabras, lo dejo… y se reían de mí los del grupo. Pero la ciudad me aburría. Me mareaba en los viajes y llegó un momento en que volver al campo se convirtió en un propósito y los tenía jartos de hablarles de lo mismo: ¡venga ya, cabrero, con las cabras! Y ¿cómo va a ser monótono viajar por toda Europa?  ¡Lo más monótono der mundo es el pastoreo! ¡Pues estaban equivocaos! Lo que cambia es cada amanecer y no hay una puesta de sol igual a la otra. La vida y la música del paisaje no son las mismas tos los días, ni tampoco lo son los olores, ni los pensamientos, ni la imaginación, que en el barullo de la ciudad yo la sentía atrofiada.

Luego, cuando me subía al escenario, se me olvidaba to eso porque el cante te reclama y las letras de lo que cantaba las sentía (si no, no hubiera estao allí ni un día). El mulo que me lleva, es el del amo, y se viene conmigo, cuando lo llamo. Viene conmigo, porque juntos sudamos, cargando el trigo. Y por la tarde, al dar de mano, duerme el mulo en la cuadra, y yo en el grano…¡Y no he dormío yo veces sobre los sacos de pienso! Y he sudao, cargando marojo, tanto como el mulo.

Quejío era un grito de disconformidad, aquello salía de las tripas y levantó muchas liebres y a Francia y otros países llevó una imagen de Andalucía y del flamenco con olor a choza y a rebeldía.

img021

París, 1972

 Los teatros se llenaban todos los días. En Madrid estuvimos un montón de tiempo ¡Llegué a aprenderme de memoria los diálogos de otra obra que se estaba representando allí! No recuerdo el título pero actuaba Paco Algora, alias Jonás; nos hicimos amigos y hasta ahora. En Francia fueron varias actuaciones en París, Toulouse, Nancy. Luego a  Roma y Florencia en Italia y de allí a Suiza. Teníamos que actuar, además de Ginebra, en otra ciudad que ahora no recuerdo pero los gendarmes suizos nos echaron de allí y se canceló la función.

Todo el viaje, desde Sevilla, lo hicimos por carretera. Távora, Liliane (una francesa que era la productora) y Juan Romero, el bailaor, con su mujer, Angelines, en un turismo. El resto, Pepe Suero, Joaquín el guitarrista, Alfonso Jiménez Romero y yo, en una furgoneta mu vieja y destartalada donde llevábamos los chismes. Tenía los papeles en regla pero los gendarmes dijeron que los permisos servirían para España pero que por las carreteras suizas no se podía circular con aquel trasto y que nos dirigiéramos a la frontera más cercana.

El éxito de la gira fue grande y yo ya estaba hecho al toque de Joaquín pero eso de todos los días los mismos cantes, y sólo tres cantes, se me quedaba estrecho y además ya estaba jarto de pisar asfalto. De vuelta a Andalucía hicimos varias funciones más y me despedí del grupo.

ORACIÓN DE LA TIERRA

Volví a caer en el error, ese mismo otoño, cuando Alfonso Jiménez me propuso Oración de la Tierra, una obra que dirigía con Paco Díaz Velázquez. Estuvimos un par de meses ensayando y conviviendo casi toda la troupe en un chalet en Sevilla y, cuando llegó el estreno, que fue en La Puebla de Cazalla, yo ya estaba cansado de repetir y repetir lo mismo cada noche y ahí lo dejé porque había tropezao en la misma piedra.

Lo que más me gustaba de Oración de la tierra era el baile de Fernanda Romero. Ella representaba “la tierra” y yo “el campesino”: Desde niño me enseñaron que el pan que me comía, debería de arrancárselo a las mismas entrañas de la tierra (recitado) Y luego le cantaba “como la sal al guisao, tú me estás haciendo falta prima, como la ropa al encueros, como el agua a lo sembrao, como la mina al minero”, por tarantos, y ella lo bailaba, con mucha jondura, con los chinchines.

Pero a mí eso de recitar no me va y menos alternar recitao y cante. Hay quien lo hace muy bien pero yo me encuentro, en el cante, en una predisposición distinta a recitar, que no es lo mismo que si yo le hablo al público de lo que llevo en el morral. No sé si se me entiende: para el cante estoy yo, tos mis sentidos en él y lo que echo por la boca es lo que quiero, no es un guión escrito por otro. Me han propuesto varias veces trabajar de actor, para cine y para televisión y siempre lo he rechazado. Una era para interpretar el personaje de Manuel Torre en una obra de Antonio Gala. Les aconsejé que el que debía de hacer el papel de Manuel era su sobrino-nieto, mi compadre José de la Tomasa, y no sé, al final, quién lo hizo… Yo, lo que no siento, si puedo, no lo hago y desde siempre sé que lo mío son las cabras y el cante.

José El Cabrero, enero 2012

27 comentarios sobre “Quejío era un grito de disconformidad

  1. y que decir de Jose que no se haya dicho ya esta todo dicho no recuerdo ya la primera vez que te escuche mi abuelo cuando iba con las vacas cantaba aquel fandango de Perez de Guzman
    me sorprendio la tormenta
    subiendo la serrania…..

    1. Me gusta mucho el flamenco y la poesía más aún. Tiene mucho sentimiento. ¿Cuál es la letra del fandango de Pérez de Guzmán: “Me sorprendió la tormenta, subiendo la serranía…”. Debe ser muy sentida y muy real. Promete una bella historia. ¿Qué más sigue?. Nadie la sabe?
      Esta historia del Cabrero y su amor por el campo, me recuerda a Miguel Hernández. Me apasionó este artículo.

      1. Lidia te respondo de memoria y puede que confunda algún verso:

        Me sorprendió la tormenta/ subiendo la serranía/ me sorprendió la tormenta/ y es mi jaca tan bravía/ que al trote subió la cuesta/
        Yo soy libre como el viento/ que corre en el olivar/ yo soy libre como el viento/ a mi gustar cantar/ con fuerza y con sentimiento/ p´a quien lo quiera escuchar

  2. Cuando se canta con el alma, todo el mundo te entiende y cuando uno es “libre” aunque te envidien nos les queda mas remedio que admirarte.
    Un saludo Cabrero, pastor del cante de mi Andalucía y de donde vayas.

  3. ole jose en el cante como en el futbol a ti te deberian dar el balon de oro te lo mereces por lo que siempre has luchado con ganas te acogeriamos en nuetra peña de santa marta amiga de tu amigo intimo alfonso de la albuera un saludo campeon

  4. Unas de las cualidades que más me gusta de José, es el quejido puro del hombre que es libre. Esa voz seca con el eco del que se ha criado delante de la madre tierra le hace que sea un fenómeno ante la sociedad actual.
    Yo no me vendo por dinero
    Ni tampoco compro a nadie
    Ni yo compro a borregos
    Que ya en este mundo , bastantes hay
    Quien quiera robar que robe
    Que yo quiero vivir en libertad
    Juntos aquellos que quieren
    Vivir en paz

  5. Grand par le talent, Fort dans l’ame, Sensible comme la nature qui l’entoure , mes rencontres avec El Cabrero ont étés trés profondes.
    homme de conviction qui n’a jamais dévié de son chemin nous comptons le retrouver dans tous les croisement de la vie
    Amitié sincère
    jean louis et genevieve

    1. Merci Jean Louis, de tes paroles, de tes merveilleuses photos et à tous le deux de votre amitié. J’ai envie de retourner à Nîmes et que José ne soit pas avec la gripe… J’y penserai fort.
      Abrazos

  6. Solo tiene un camino nuestra senda
    hacia la libertad o hacia la muerte
    (y callar es morir)
    Desde Asturias, con amor.
    Un abrazo Cristina y Héctor

  7. Para empezar jose os deseo feliz 2012 a ti y a los tuyos , y decirte que me ha gustado mucho esta iniciativa en tu 40 aniversario para saber mas sobre ti,espero que siguais enviandome las fechas de tus actuaciones, la ultima vez te escuchamos en diciembre (pozoblanco)y como siempre que te escucho me hiciste sentir el cante.

  8. todos los días son buenos
    algunos mejores que otros
    hoy a la plasa voy y espero que me contraten
    y traer comía pa vosotros

    hijo de jornalero soy, y esta es mi vida
    el conseguir el jornal es mi tarea diaria
    pero sin perder mi dignidad de jornalero
    el patrón es dueño y señor
    pero yo soy el amo
    de mi cuerpo explotado y de mi sudor

  9. Cantas con toda tu furia y fuerzas que te salen de dentro de tu ser; nunca oí a nadie que lo hiciera como tú; es un fuego abrazador que quema a los indeseables, pero suave brisa para el que el sol le abraza y fuente de agua pura y fresca que sale del manantial en sus penurias. Tu cante, rebelde, libre e insobornable, que no claudicas ante los esclavos sobornados del vil metal en un mundo plagado de ineptos en el poder y que nos gobierna; a ésos les quema la espada de tu cante, y alivia a los desfavorecidos. ¡¡Sigue!!

  10. hOLA mAESTRO “eL CABRERO”, DESDE QUE TE DESCUBRÍ, EN MIS PCOS RATOS LIBRES, ENTRO EN EL YOUTUBE PARA VER QUE COSA NUEVA HAY TUYA PUESTA, ¡NO DEJAS DE SORPRENDERME!, EL FANDANGO DE LOS REPUBLICANOS ME FASCINA. nO NACÍ AQUÍ, PERO MIS RAÍCES LO SON. qUIERO DECIRTE QUE DESDE UN PUEBLITO MU LEJANO DE ALMERÍA, TIENES UNA ADAMIRADORA CON TODAS LAS LETRAS, FASCIANDA POR TU VIDA Y TUS CANTES DE LIBERTAD. TE DESO SALUD Y POR FAVOR SIGUE DELEITÁNDONOS CON TU CANTE TAN JONDO Y TUS VERSOS DE VERDAD. ¡¡¡SALUD Y LIBERTAD, MAESTRO!!!. HOY DESCUBRÍ TU BLOG Y ME GUSTA MUCHO.

  11. Antetodo mis mejores deseos para 2.014
    Aunque ahora vivo en Barcelona, me he criado en Sierra Morena guardando ganado con mi padre, desde que tenía siete años, principalmente cerdos, (de porquero, como se dice allí); será por eso que me siento especialmente identificado con las letras de tu cante, y además de hacerlo muy bien se nota que te sale del alma. Por eso cada vez que te escucho seme eriza el vello.
    Así te queremos tus admiradores. Salud y libertad, compañero.fecasa

    1. yo nací en Cardeña “Córdoba” y e vivido el campo y sus trabajos con penas y alegrías en esas sierras de la venta del charco y en la campiña de Marmolejo en mi juventud con siete años escuche a un cabrero que se llamaba Bernardino natural de Granada ” la sierra de la alpujarra” fue una saeta y decía:

      con las alas de una mariposa
      se hizo la virgen un manto
      para enterrar a su hijo
      el día de viernes santo

      y otros muchos cantes en las horas de picar las migas al calor de la lumbre:

      nació una espiga de trigo
      en un campo de ceba
      don de se vino a criar
      rodeaita de enemigos

      y fue tan grande su desgracia
      que las hormigas
      acabaron con ella
      no sus vecinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s