“Un grito solo, desnudo, trágico… se modula solemnemente o se quiebra en mil pequeñas fiestas: el Flamenco (1981)

Que yo recuerde, sólo dos veces, en 40 años de carrera, José se negó a cantar estando anunciado y con el público ya en sus asientos; una fue en Marbella a mediados de los 80 y la otra el 8 de septiembre de 1981 en Moguer (Huelva). En esta ocasión, Pulpón había suscrito un contrato con [...]

Creció el Flamenco y también el sentimiento de pertenecer a una tierra con grandes valores culturales que había que preservar (El Cabrero 1980)

La década de los 80 se caracterizó, fundamentalmente, por el auge de los festivales flamencos de verano. Pocos pueblos de más de 2000 habitantes carecían de un festival anual, de mayor o menor envergadura, y raro era el alcalde andaluz que no se enorgulleciera de presentar el festival de su pueblo como prioridad en materia [...]

En cualquier otro sitio que no sea Aznalcóllar siempre voy a serle extraño al paisaje y él a mí (El Cabrero 1980)

En cualquier otro sitio que no sea Aznalcóllar siempre voy a serle extraño al paisaje y él a mí (El Cabrero 1980)

En febrero de 1980 José ya tenía ocupados casi todos los fines de semana del verano, algo insólito en un cantaor que llevaba apenas tres temporadas haciendo festivales. Los primeros compromisos, firmados para finales de mayo, recién puesto en libertad, lo obligaron a pasar página de lo acontecido con el guarda jurado y su estancia en [...]

Has atentado contra una autoridad y se te va a aplicar la ley antiterrorista (El Cabrero 1980)

Andaluza de Piritas [i], que explota el yacimiento situado en las mismas paredes de Aznalcóllar, aprovecha el cauce natural del río Cañaveroso, o río Agrio, que nace en los montes de las minas del Castillo de las Guardas, y construye un canal para evacuar las aguas de su planta de lavado del mineral. El canal [...]

“¡Cómo le iban a dar a El Cabrero, que acababa de llegar al flamenco, el diploma Silverio!” (1980)

En 1980 se grabó “A mí me llaman Cabrero” con la guitarra de Antonio Sousa. José tenía ganas de dar rienda suelta a su afición por el fandango y, muy especialmente, por los de Alosno y Huelva y había encontrado el guitarrista adecuado: “cuando Sousa me hace el toque del Pinche, me parece que voy [...]

“Tú te crees el más guapo del pueblo pero cualquier día te voy a pegar un tiro” (1979)

Ya se habían celebrado las primeras elecciones, legalizado el Partido Comunista y refrendado la Constitución pero, en Aznalcóllar, seguían mandando los mismos: los cuatro terratenientes, los dueños de la mina y el cura. Como dice la copla, habíamos “jecho un carril” de tanto ir y venir de nuestra casa al cuartel. Todos los daños por [...]

¿Dónde estaba escrito que no se podía cantar por fandangos?

Con el fandango me pasó lo mismo que con las vereas; las leyes decían que las cabras podían entrar y la guardia civil y los terratenientes decían que estaba prohibido. Cuando Pulpón me avisó para los primeros grandes festivales, lo primero que me dijo es que allí no se podía cantar por fandangos. Bueno, pues [...]